lunes, 8 de julio de 2013

Un mar negro, de criadores de lenguados

Paseando por las islas
descubrir  un mar de mallas negras
parece Almeria
pero dentro crían lenguados

dentro piscinas con movimientos de aguas

y aplanados seres que se mueven ante nuestra presencia

grandes y frescas son las carpas

con potentes instalaciones para su mantenimiento

las naves malladas en negro se extienden en cada rincón

con lejanas vistas de vecinas islas algo más habitadas

otros habitantes construyen en el entorno grandes telas

y claro queda el rótulo, aunque no sea por su texto

graciosas estampas se producen
del trabajo rutinario

y los grandes movimientos de aguas,
a las aguas tornan como vinieron.

ricos lenguados que luego comeremos
en sasimis, kimbaps y otros guisos.
~